CajamarcaMapa de Cajamarca

Aplicación del nuevo Código Procesal Penal

El próximo 1 de junio debe entrar en vigencia el nuevo Código Procesal Penal (NCPP) en los distritos judiciales de Áncash, Santa, Huánuco y Cerro de Pasco, y el 1 de octubre de este año en Loreto y Ucayali. Así sumarán 23 los distritos en que regirá el citado código, faltando solamente un tercio de las jurisdicciones, en donde se encuentra la Gran Lima.

En tal sentido, corresponde realizar un balance de esta fase, señalar sus defectos y bondades, y qué mejor que los propios operadores jurídicos para dar un valioso concepto sobre su inminente puesta en vigencia a escala nacional. Existe coincidencia en señalar que el NCPP viene transformando las viejas estructuras inquisitivas del sistema procedimental punitivo y viene abriendo paso a una nueva cultura garantista, acorde con la nueva corriente procesal penal en América Latina.

Al inicio, la mayoría de operadores jurídicos, es decir, jueces, fiscales, abogados y policías se encontraban un tanto preocupados y desconcertados por el advenimiento de esta reforma judicial.

Se preguntaban: ¿qué cambiará en los paradigmas procesales?, ¿se podrá cambiar de mentalidad de la cultura litigiosa a la cultura de los acuerdos reparatorios o de oportunidad?, ¿habrá mayor garantía en las audiencias previas y juicios públicos en los procesos penales? ¿Disminuirán los altos índices de la delincuencia y el crimen organizado que se viven en nuestra sociedad? ¿Existe realmente una agenda judicial de seguridad ciudadana acorde con el nuevo modelo procesal?

En efecto, en el terreno de los hechos se ha permitido mayor celeridad en los procesos judiciales, pues las causas son más cortas y se sustancian con todas las garantías constitucionales de la tutela jurisdiccional efectiva, derecho de defensa y del debido proceso.

Según reportes del Equipo de Implementación del NCPP y del propio Consejo Ejecutivo del Poder Judicial, en los distritos judiciales en donde se encuentra en vigencia, para mencionar un ejemplo, el índice delincuencial, si bien no ha disminuido ostensiblemente, la aprobación al sistema penal de justicia ha logrado el reconocimiento de la población, que percibe que con este nuevo modelo procesal acusatorio existe una mejor garantía procesal.

En tal sentido, es necesario profundizar esta reforma judicial para que los procesos judiciales tengan una sentencia justa y se resuelva el conflicto de fondo.

Este nuevo sistema procesal penal se caracteriza porque existe una clara división de funciones, por parte del ministerio de la defensa y del Ministerio Público, reforzándose el principio acusatorio, a través de la oralidad, la contradicción, inmediación y la publicidad; además, se refuerza el principio de imparcialidad judicial, pues el juez de la investigación preparatoria o unipersonal debe encargarse de resolver la causa judicial en audiencia, sin tratar de sustituir a las partes.

Otro aspecto positivo del NCPP es que con su implementación las denuncias de corrupción se han reducido a cero, al igual que las recusaciones y quejas contra los magistrados.

Por: Edhín Campos Barranzuela Juez de la Sala Penal de la Corte Superior de Áncash


Like it.? Share it:

Los comentarios están cerrados.