CajamarcaMapa de Cajamarca

Beneficios remunerativos del profesorado


Compartir

En la Administración Pública, producto del vínculo laboral, realizado entre el empleador-Estado- y el trabajador-servidor público, funcionario-, entre otros, se origina derechos y deberes para ambas partes o sujetos de la relación laborativa. Entre el personal que forma parte del aparato gubernamental, tenemos, entre muchas más, al personal que labora para el Sector de Educación; regulados por la Ley del Profesorado 24029 y su modificatoria 25212 y la actual Ley 29062; en donde prestan sus servicios de manera personal, subordinada y remunerada. En la cual, a consecuencia, del contrato de trabajo o de las resoluciones de nombramiento, se gestan beneficios de carácter remunerativo a favor del empleado o servidor público, tal como lo establece el Art. 24 del D. Leg. 276 de manera general; sin embargo, los profesores al regirse por los cánones normativos previsto en su ley especial en mención, otorga beneficios remunerativos; que tiene que ser cumplidos principalmente por la parte receptora del servicio a favor del docente dador de la fuerza laboral, porque aquellos son de carácter irrenunciables.

En tal sentido, como lo prescribe la ley referenciada, “El profesorado es agente fundamental de la educación y contribuye con la familia, la comunidad y el Estado a la formación integral del educando”. Entonces a partir de ello, son merecedores de una remuneración justa y equitativa para su bienestar general y familiar (Art.24 de la Constitución).

De similar sentido lo estatuye el Art. 13 de la Ley 24029 –Ley del profesorado- Los profesores al servicio del Estado tienen derecho a: “Percibir una remuneración justa, acorde con su elevada misión y con su condición profesional; dicha remuneración es reajustable con el costo de vida”.

Las remuneraciones al profesorado al servicio del Estado se otorgan teniendo en cuenta los siguientes criterios: a) A igual nivel y jornada laboral, igual remuneración básica; b) Aumento proporcional de las remuneraciones por niveles superiores y ascensos en la carrera; y c) Las remuneraciones básicas no son objeto de disminución.

Entonces, a partir del aspecto crematístico que percibe todo docente, se disgregan, como tales, los beneficios remunerativos, otorgados por situaciones de nivel, del ámbito de desarrollo del vínculo laboral, por responsabilidad en el cargo, entre muchos más por mencionar. Abordaré lo previsto en la ley 24029 y en otra oportunidad de la Ley 29062.

 Entre las cantidades de dinero que percibe el docente, en su mensualizado de haberes, se encuentra la bonificación especial por preparación de clases y evaluación al 30% de su remuneración total.

El Personal Directivo y Jerárquico, así como el Personal Docente de Educación Superior, perciben, además, una bonificación adicional por el desempeño del cargo y por la preparación de documentos de gestión equivalente al 5% de su remuneración total.

Sin embargo, el Estado otorga a los profesores en su pago mensual, una suma inferior a la prevista en la ley comentada, basados en el “argumento cliché” de la remuneración total permanente prevista en el D.S 051-91-PCM Art. 8.

 Además, el profesor que presta servicios en: zona de frontera, Selva, zona rural, altura excepcional, zona de menor desarrollo relativo y emergencia tiene derecho a percibir una bonificación por zona diferenciada del 10% de su remuneración permanente por cada uno de los conceptos señalados hasta un máximo de 30%.

 Adicionalmente, los profesores tienen derecho al goce íntegro de sus remuneraciones en caso de enfermedad degenerativa o de incapacidad física o mental contraídas en servicio o con ocasión del mismo.

 También el profesor tiene derecho a un subsidio por luto al fallecer su cónyuge, equivalente a dos remuneraciones o pensiones, y subsidio equivalente a una remuneración o pensión por fallecimiento del padre y madre. Al fallecer el profesor, activo o pensionista, el cónyuge, hijos, padres o hermanos, en forma excluyente, tienen derecho a un subsidio de tres remuneraciones o pensiones.

 Por otro lado, el profesor tiene derecho a percibir dos remuneraciones íntegras al cumplir 20 años de servicios, la mujer, y 25 años de servicios, el varón; y tres remuneraciones íntegras, al cumplir 25 años de servicios, la mujer, y 30 años de servicios, los varones.

 Otro, de los beneficios que muchos de los profesores desconocen es que deben percibir una remuneración personal de dos por ciento (2%) de la remuneración básica por cada año de servicios cumplidos.

 Asimismo el profesor tiene derecho, además, a percibir un beneficio adicional por vacaciones, equivalente a una remuneración básica. Este beneficio es extensivo a los pensionistas magisteriales. Sin perjuicio de la remuneración vacacional que anualmente les corresponde, una vez cumplido los requisitos previsto en la ley 24029.

El beneficio adicional considerado en el párrafo anterior se efectiviza en el mes de enero de cada año al personal del Área de la Docencia y a los pensionistas magisteriales.

 De otro lado, los profesores deben percibir una remuneración compensatoria por tiempo de servicios se otorga al momento del cese a razón de un sueldo básico por cada año completo o fracción mayor de seis meses de servicios oficiales.

Como se advierte, los docentes al servicio del sector educación, adicional de lo expresado, perciben por desempeño directivo una bonificación que actualmente oscila aproximadamente entre 45 a 50 nuevos soles, así como por estudios de maestría otro plus remunerativo donde deben percibir todo docente que reúne con las condiciones la norma ut supra.

Tal es así, que la mayoría de conceptos remunerativos en la que perciben los maestros del Ministerio de Educación, se otorgan teniendo en cuenta la remuneración total permanente, a pesar que la normativa, prevé sobre la base de remuneración total o íntegra, en igual sentido, lo viene estableciendo el Tribunal Constitucional, el Poder Judicial y el SERVIR. (véase STC N° 09286-2005-PA/TC; Casación 000435-2008 de la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República, Resolución 2998-2011-Servir-TSC-Primera_Sala, Resolución 5318-2011-Servir-TSC-Primera_Sala, y véase también precedente administrativo de observancia obligatoria la Resolución de la Sala Plena N°001-2011-SERVIR/TSC).

[L]a Constitución Política vigente, en sus artículos 23 y 24, respectivamente, prescribe que nadie está obligado a prestar servicios sin retribución remunerativa, y que el trabajador tiene derecho a una remuneración equitativa y suficiente como contraprestación por el servicio brindado . “En un Estado de derecho que proclama como valor primordial la defensa de la persona, no puede desatenderse de mecanismos con los que efectivamente se garantice su protección adecuada. Cualquiera que fuese el medio en el que se desenvuelva o se desarrolle la persona, no se le puede atropellar en sus derechos esenciales exponiéndola a riesgos o perjuicios innecesariamente ocasionados por las propias personas, por las organizaciones colectivas que los conforman, o por el propio Estado en cualquiera de sus corporaciones” . En esa perspectiva ante la amenaza inminente o de vulneración de los derechos laborales los que se sientan agraviados tienen los mecanismos de considerarlo necesario en la vía y ante el órgano competente el restablecimiento de sus derechos, en consonancia, del principio de protección especial prevista en el Art.1 de la Constitución “La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado”; y, en forma por demás significativa, en el artículo 44 de la Norma Suprema, según el cual “Son deberes primordiales del Estado: [...] garantizar la plena vigencia de los derechos humanos”.

Por: Javier F. Rojas Cangahuala – Egresado de la Maestría de Derecho del Trabajo y Seguridad Social.


Like it.? Share it:

Los comentarios están cerrados.