Option Binary | Opciones binariasNegocia en Forex, Oro, Plata, Petroleo, Commodities

Panorama Cajamarquino Edición 28-09-2016


#Cajamarca #Hualgayoc: Declaran en emergencia ambiental a provincia cajamarquina

Panorama Trujillano Edición 28-09-2016

#LaLibertad #SEGAT: Servicio de gestión ambiental se privatiza 



Seguir leyendo

El sueño del niño Goito

Sin duda el despunte político de Gregorio Santos Guerrero, “Goyo”, se inició no con su incursión como candidato en el proceso electoral en el 2006, sino con la posición que tomó en el conflicto Conga. Ningún otra autoridad lo hubiese hecho, sino recordemos la decisión que adoptó el alcalde de entonces Ramiro Bardales. De alguna manera Goyo le debe a la mayoría de la población cajamarquina que salió a las calles, le debe el personaje en que le ha convertido. Si la población no hubiese protagonizado el conflicto Conga, que hizo temblar al gobierno de turno, Santos sería un político más como los que aparecen y desaparecen.


 A demás, para convertirse en el personaje que es ahora, Santos, posiblemente, les agradece a sus enemigos que se ganó por su posición en el conflicto. Le hicieron un gran favor sus enemigos políticos a nivel nacional y los enemigos en  Cajamarca. Periodistas de la gran Lima, periodistas locales, autoridades políticas, poder fáctico, instituciones que administran justicia le hicieron la chamba al camarada “Marañón”. El tremendo error que cometieron sus enemigos es lograr que lo encarcelen. “Lo han convertido en el Nelson Mandela de Cajamarca” dijo un periodista limeño y aprovechó para atacarlo. Es que la derecha peruana piensa mediáticamente, es decir no piensa en escenarios futuros, sino en destruir el escenario o personaje mediato que le perturba.


Santos en libertad continúa siendo punto de críticas y comentarios. Periodistas locales o de otros lugares que visitan Cajamarca, dirigentes políticos, no dejan de lanzarlo duras críticas que no hacen más que ayudar la carrera política que ha anunciado. Santos en libertad no sólo afrontará las audiencias por el juicio que se le seguirá, sino, además, va a trabajar en el proyecto político de Mas Democracia para las próximas elecciones generales. Sin duda será candidato a la presidencia por una facción de la izquierda peruana que no ha podido unirse.


“El Nelson Mandela de Cajamarca”. Un periodista limeño que visitó recientemente la ciudad del Cumbe se refirió así, con estos términos, a  Santos Guerrero.  No creo que sea el Mandela de Cajamarca porque hay una gran diferencia con el líder sudafriacano. Lo que sucede es que Goyo sabe realizar muy bien sus movimientos políticos, sus cálculos políticos son bien pensados, aunque los presuntos actos de corrupción, que es problema de todo el aparato público, lo resta liderazgo. Por ejemplo, la decisión de no reclamar la credencial de JNE y no dirigir el gobierno regional de Cajamarca es un cálculo político muy bien conversado. Así lo demuestran los argumentos que han salido a expresar a través de los medios locales no sólo él mismo, sino, además, los otros dirigentes de Mas Democracia.


Santos Guerrero no es el Nelson Mandela de Cajamarca, es más bien el producto de una protesta masiva en contra de un proyecto extractivista que estaba cansando a un pueblo andino llamado Cajamarca. La ausencia de Estado para hacer cumplir las normas ambientales y mineras y el predominio del mercado sobre aquel han sido los factores que protagonizaron el ascenso del personaje  Goyo. Un personaje, que representaba al Estado en ese momento, se puso contra el Estado y de lado de un pueblo cuyas autoridades eran subordinadas por el poder corporativista. Esta decisión no fue fácil para el dirigente rondero porque sabía que se estaba metiendo no sólo contra un poder económico, sino contra un sistema  que funciona desde casi de la fundación de la República. Ese sistema es la economía basada en la exportación primario exportadora. Así que  Goyo no es el Nelson Mandela de Cajamarca, es más bien el rebelde contra un sistema que nadie se atreve a cuestionarlo, un sistema endiosado por los gobiernos de turno.


El camarada Marañón ahora en libertad, como él lo ha expresado, va iniciar el trabajo nada fácil de una nueva constitución. Es como Goyo enfrentándose a los molinos de viento de Quijote. ¿La nueva constitución es el sueño del niño Goíto? Lo cierto es que, a Santos Guerrero, lo tendremos en el próximo proceso electoral pugnando por la presidencia de la república. El contexto político y social lo determinará.


Santos Guerrero es el rondero rebelde por los caminos de la Mancha donde buscará el apoyo de una nueva constitución. No es el defensor del agua, ni de la justicia, sino de un sueño que tiene dos componentes: nueva constitución y nuevo modelo económico que, según él, se implementa en Cajamarca. Sería bueno que lo explique porque no lo vemos por ningún lado.


Al final, Santos Guerrero no es el Mandela de Cajamarca, es el niño Goito con un sueño que pretende llevar adelante en medio de las críticas de sus enemigos que no dejan hablar de él.  

                 



Seguir leyendo

El Señor de Sipán nos ve

El equipo de investigación del complejo del Señor de Sipán acaba de revelar el que habría sido el rostro de uno de los  más poderosos gobernantes del antiguo Perú, gracias por su puesto a la tecnología. La nota viene en el diario El País.

El Señor de Sipán a rostro descubierto

La recreación del rostro del Señor de Sipán, el mayor soberano de la cultura prehispánica Mochica, ha desvelado la apariencia que tuvo el primer gran gobernante que se conoce del antiguo Perú, cuya figura es comparada con el faraón egipcio Tutankamón por su fastuosa tumba.
El Señor de Sipán, que reinó en la costa norte de Perú durante el siglo III d.C., mucho antes de que llegaran a esa zona los Incas, gozó de buena salud antes de fallecer a una edad que oscila entre los 40 y 55 años, según los análisis forenses hechos a su cráneo por el equipo de especialistas brasileños que recreó su rostro.
El resultado de la investigación fue presentado el pasado 21 de septiembre por el arqueólogo peruano Walter Alva, descubridor de la tumba del Señor de Sipán en 1987, y el diseñador Cícero Moraes y el odontólogo forense Paulo Miamoto, ambos miembros de la ONG Equipo Brasileño de Antropología Forense y Odontología (Ebrafol).

El Señor de Sipán
El Señor de Sipán– EFE

La presentación del rostro recreado del más reconocido exponente de la cultura Mochica fue lo más esperado de la jornada inaugural del octavo Congreso Internacional de Computación y Telecomunicaciones (Comtel), organizado en Lima por la universidad privada Inca Garcilaso de la Vega.
Moraes y Miamoto, conocidos por haber recreado anteriormente los rostros de los santos peruanos Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres, comentaron que la mayor dificultad en el caso del Señor de Sipán fue reconstruir su cráneo.

Una calavera deformada por las ofrendas de oro

La calavera del gobernante se encontró fragmentada y deformada por el peso de las ofrendas de oro y del resto de sus riquezas que fueron colocadas en su tumba cuando fue sepultado hace cerca de 1.700 años.

El arqueólogo Walter Alva
El arqueólogo Walter Alva– EFE

Los investigadores utilizaron programas informáticos para ensamblar el cráneo con los trozos que faltaban, aplicarle técnicas forenses y añadirle los tejidos que lo rodean, en los que se calculó algunas variantes como las dimensiones y la forma de la nariz.
Walter Alva afirmó que «ha sido un verdadero reto llegar a este resultado con un cráneo tan maltratado por el tiempo», ya que se encuentra «severamente afectado y en un estadio de fraccionamiento muy fuerte».

«La impresión que me causó es tan significativa como casi el mismo descubrimiento de la tumba. Es una nueva manera de recuperarlo del anonimato»Walter Alva, arqueólogo

«Hicimos un gran esfuerzo por reconstruirlo porque no tenemos la suerte de tener una preservación tan buena como el caso de los faraones momificados, que en algunos casos conservan incluso restos de tejidos», indicó Alva.
El arqueólogo aseguró luego a Efe que la recreación del rostro del Señor de Sipán ofrece la apariencia más aproximada a la realidad de lo que fueron las características físicas de un personaje que para su tiempo representó el poder divino sobre la tierra.
«La impresión que me causó es tan significativa como casi el mismo descubrimiento de la tumba. Es una nueva manera de recuperarlo del anonimato y que, además, trae a los peruanos un símbolo de una raza y una identidad», dijo Alva.
El descubridor del Señor de Sipán añadió que la raza originaria del norte de Perú tiene unas características inconfundibles y el rostro del gobernante presenta «rasgos de su investidura que además denotan su nobleza».
Moraes anunció que el busto con el rostro del Señor de Sipán y su cráneo ensamblado serán impresos en tres dimensiones para ser expuestos en el Museo Tumbas Reales de Sipán, que conserva los restos y las ofrendas halladas en la tumba del gobernante, con otras quince sepulturas que corresponden a los miembros de su corte real.
La tumba del Señor de Sipán fue descubierta hace 29 años por un equipo de arqueólogos dirigido por Alva en la zona de Huaca Rajada, situada cerca de la ciudad de Chiclayo, en la región de Lambayeque, a unos 860 kilómetros al norte de Lima.

EFE/Limahttp://www.abc.es/cultura/abci-rostro-senor-sipan-primer-gran-soberano-antiguo-peru-201609271047_noticia.html



Seguir leyendo

Panorama Cajamarquino Edición 27-09-2016

#GobiernoRegional #GregorioSantos: Se declararía vacancia de gobernador regional para que Porfirio Medina siga en el cargo



Seguir leyendo

Panorama Trujillano Edición 27-09-2016

#LaLibertad #AguaPotable: Mediante protesta pobladores del Porvenir y Alto Trujillo exigieron agua y desagüe 



Seguir leyendo

Umberto Eco, periodismo y sociedad

Un breve texto publicado esta asemana en Arequipa, en el semanario La Voz.

Imagen del texto en La Voz


“Número cero”, una reflexión sobre periodismo y sociedad
Por: Alfredo Herrera Flores
Antes de morir en febrero de este año, Umberto Eco acababa de publicar el que sería su último libro, “Número cero” (Lumen, 2015), una novela sobre el periodismo, otra de las pasiones del intelectual italiano conocido en el mundo académico como uno de los renovadores de la semiótica y en el mundo literario como autor de la novela “El nombre de la rosa”.
El protagonista de “Número cero” es un periodista que viene de la experiencia del fracaso, pero es convocado por el director de un nuevo periódico, propiedad de un oscuro y desconocido empresario que intenta, a través del nuevo medio de comunicación, incorporarse a los altos círculos del poder político para obtener beneficios personales. Su encargo es reclutar periodistas para escribir y publicar el periódico, pagándoles sueldos apetitosos y dándoles libertades para investigar; el equipo termina conformado por varios periodistas que, como el protagonista, ven la oportunidad de salir de la frustración y realizarse en su profesión.
El intento editorial también fracasa, a raíz de un supuesto “destape” político de uno de los periodistas que dice haber descubierto, y confirmado, que Benito Mussolini está vivo, un hecho en el que estarían implicados la CIA y El Vaticano. Esto parece ser cierto porque se desata entonces una misteriosa persecución que acaba con un asesinato. El protagonista, acostumbrado al desengaño, escapa. Por supuesto, este es un brevísimo y torpe resumen de la novela, en la que la trama es más bien el uso del periodismo para internarse en el proceso arribista y corrupto de los intereses políticos y económicos.
Más allá de la maestría con la que teje la historia y la seguridad con la que la escribe, Umberto Eco ha hecho, al final de su vida, un retrato de cómo la sociedad y el periodismo se coluden, cómo se concentran el poder económico, el político, el manipulable periodista y el ingenuo público lector, que cree que en las páginas del diario que todos los días lee está la verdad, y no es más que una verdad fabricada para el día, y no para la historia, menos para el bien del ciudadano.
La novela de Eco es un reflejo de la realidad, que a través de la ficción se hace ilustrativa para entender mejor la sociedad del nuevo siglo, en la que estamos todos inmersos ya sea desde el oscuro lado del periodismo como desde el incauto y cándido lector. Bastarían mencionar cualquier hecho político de nuestra ciudad, recurrir a las páginas de nuestros periódicos para ver cómo lo asumen, preguntarle al ciudadano qué posición toma a raíz de lo que lee y esperar qué beneficios tienen los políticos y empresarios para confirmar la teoría de Eco: el periodismo es una enfermedad que mantiene con vida a la sociedad. El protagonista dice casi al final: “Y si sabes que eres un perdedor, tu único consuelo es pensar que todos, a tu alrededor, son unos derrotados, incluso los ganadores”.
Caben algunas preguntas, entonces: ¿es el periodismo una de las claves para determinar cómo vive una sociedad, nuestra sociedad? ¿Por quién apuesta el periodismo local? ¿Podemos confiar en nuestro periodismo, o nuestros periodistas? ¿Quiénes y cómo se benefician del periodismo local?
Umberto Eco ha indagado a través del periodismo el comportamiento y la salud de la sociedad contemporánea. Recordemos la investigación para determinar las causas del envenenamiento de los monjes escribas en un monasterio medieval en la conocida “El nombre de la rosa”, las reflexiones en “El péndulo de Foucault” o “El cementerio de Praga”, algunas de sus novelas. Eco se convirtió, gracias a sus ocho novelas y más de treinta libros de ensayos y conferencias, en una de las voces más críticas de la sociedad contemporánea. Vale la pena repasar las ideas del intelectual italiano y reflexionar desde nuestra perspectiva sobre la salud intelectual de la sociedad en la que resolvemos nuestra vida día a día.



Seguir leyendo

Panorama Cajamarquino Edición 26-09-2016

#Cajamarca #GoyoSantos: Lider del MAS anuncia que Porfirio Medina siguem el procedimiento



Seguir leyendo

Panorama Trujillano Edición 26-09-2016

#LaLibertad #Seguridadciudadana: Se intensifica operaciones contra sujetos de mal vivir



Seguir leyendo

Cela centenario

En España se sigue celebrando el centenario de uno de sis premios Nobel, Camilo José Cela, y hay desde nuevas ediciones de sus libros hasta congresos para analizar su obra. Nosotros invitamos a este señor con cara de pocos amigos a sentarse en esta silla para recordarlo. Hay una sencilla nota en el suplemento El Cultural, de donde extraemos la primera parte y la cronología, a modo de refrescar nuestro recuerdo del autor de “La colmena”, pero en el original se puede leer también comentarios de varios autores respecto a su persona y legado literario.

Adiusto Cela no parece haber sido tierno

“Un escritor asombroso y audacísimo, dueño de un proyecto narrativo desarrollado a lo largo de seis décadas con una constancia, un rigor y una exigencia sin parangón en la tradición española”. En uno de los artículos de este especial por los cien años de Cela, Ignacio Echevarría reclama para el escritor una memoria a la altura de la complejidad de su obra.

Cronología

1916. Nace, el 11 de mayo, en la localidad de Iria Flavia, Padrón, provincia de La Coruña.

1925. La familia Cela Trulock se instala en Madrid, adonde es destinado el padre. Camilo José comienza sus estudios en el colegio de los escolapios de Díaz Porlier.

1931-32. Es internado en el sanatorio del Guadarrama, aquejado de una tuberculosis pulmonar. Emplea el reposo en intensas lecturas de la obra completa de Ortega y Gasset y la colección completa de clásicos españoles de Rivadeneyra.

1934. Inicia la carrera de Medicina en la Universidad Complutense de Madrid, pero muy pronto abandona los estudios para asistir como oyente, en la Facultad de Filosofía y Letras, a las clases de Literatura Española de Pedro Salinas, a quien confía sus primeros poemas. Se hace amigo de Miguel Hernández y María Zambrano; en casa de esta última conoce, en tertulia, a Max Aub y a otros escritores e intelectuales.

1936. Estalla la guerra civil. Cela, que forma parte del bando nacional, es herido en el frente y hospitalizado. En plena guerra termina su primer libro de poemas: Pisando la luz dudosa del día.

1940. Comienza a estudiar Derecho, y el mismo año aparecen sus primeras publicaciones en revistas.

1942. Publica La familia de Pascual Duarte tras una larga búsqueda de editor. Finalmente le ayuda José María Cossío. La novela es hoy una de las más editadas y traducidas de la literatura española.

1943. El éxito de La familia de Pascual Duarte es unánime. Sin embargo, Cela tiene problemas con la Iglesia, que termina consiguiendo que se prohíba la segunda edición. Ésta se publicará en Buenos Aires.

1944. Se casa con María del Rosario Conde Picavea.

1946. Nace el único hijo del matrimonio Cela Conde, Camilo José. Viaja a la Alcarria con el fotógrafo Karl Wlasak y Conchita Stichaner.

1948. Publica en Madrid Viaje a la Alcarria y en San Sebastián el Cancionero de la Alcarria, que irán juntos a partir de la edición de 1954.

1951. Publica en Buenos Aires -por problemas con la censura- La colmena.

1954. Se muda a Mallorca, donde viviría una buena parte de su vida.

1956. Funda y dirige desde Mallorca Papeles de Son Armadans, revista que mantuvo activa hasta 1979 (276 números).

1957. Apadrinado por Vicente Aleixandre, Gregorio Marañón y Joaquín Calvo-Sotelo, ingresa en la Real Academia Española, institución en la que ocupó el sillón Q. Lee un discurso sobre el pintor Solana que le responde Gregorio Marañón.

1977. El Rey Juan Carlos I lo nombró Senador en las primeras Cortes Generales de la transición democrática, participando en la redacción del texto de la Constitución. Ocuparía dicho sillón hasta 1979.

1983. Publica Mazurca para dos muertos, con el que gana el Premio Nacional de Literatura.

1987. Gana el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

1989. Gana el Premio Nobel de Literatura “por su prosa rica e intensa, que, con refrenada compasión, configura una visión provocadora del desamparo del ser humano”.

1994. Gana el Premio Planeta con La cruz de San Andrés. Carmen Formoso le demandará por presunto plagio de su novela Carmen, Carmela, Carmiña, de M. Carmen Formoso.

1995. Gana el Premio Cervantes.

1999. Sale su última novela, Madera de boj.

2002. Muere en Madrid a los 85 años.



Seguir leyendo

Page 1 of 7.12212345Página siguiente »